Alkimia, de los más bonitos del mundo

Alkimia, del chef barcelonés Jordi Vilà, es uno de los restaurantes más bonitos del mundo. No es una opinión personal, sino un título que se le concedió en 2017, cuando ganó el premio internacional al mejor restaurante de diseño SBID que conceden los International Desing Adwards. También se hizo con el de mejor restaurante de autor de Inarch Nazionale, un reconocimiento que entrega el Instituto Nacional de Arquitectura Italiano, pues uno de los arquitectos que lo ideó, Carmelo Zappulla, es un italiano afincado en Barcelona, por lo que pudo optar al galardón. De hecho, Zappulla dirige el estudio External Reference, que, junto al director artístico Chu Uroz, realizaron el proyecto.

Ubicado en un piso principal de un edificio modernista del centro de Barcelona, el ADN del local se presenta nada más entrar: en el vestíbulo, unas probetas de gran tamaño con esqueletos de animales y luz fluorescente simbolizan la alquimia que tiene lugar en la cocina, como si de un laboratorio se tratara. El diseño del proyecto se realizó teniendo en cuenta dos elementos, según informa el estudio: el contexto arquitectónico preexistente (incluida su antigua pátina en las paredes, por ejemplo, y la tipología) y la oferta gastronómica específica del restaurante Alkimia, galardonado con una estrella Michelin y basado en un 80% en el pescado.

“Muchos de los ingredientes que emplea Vilà en su cocina vienen del mar, de ahí que hayamos tratado de recrear los bancos de peces o una gran espina vertebral que conecta unos espacios del restaurante con otros”, explica Zappulla.

Alkimia, con tres salas, fue concebido “como una escenografía continua que fomenta una experiencia sensorial perfecta. Las diferentes partes de esta escenografía presentan pieles inspiradas en la vida marina, instalaciones artísticas y muebles hechos a medida que establecen una relación única con el espacio circundante. Nada es para siempre, todo está hecho a medida”.

Así, la casa se decoró dando protagonismo a los elementos originales y añadiéndole otros de vanguardia. Un pasillo simula la columna de un pescado, representada con espinas de madera. Los paneles tridimensionales de madera contrachapada que recubren las paredes muestran la silueta de peces, igual que en el suelo. Y en el baño, varios espejos en forma de escamas de pez fragmenta la imagen que devuelven sobre un lavabo inspirado en los tanques tradicionales para el bacalao. Todo ello bajo techos altos con artesonados y frescos originales.

El cliente debe acceder hasta el fondo del pasillo. A la izquierda, un bistró algo más informal y asequible; a la derecha, el restaurante gastronómico, con unas seis mesas redondas para cuatro comensales cada una. A lo largo del trayecto, un ambiente entre futurista y tradicional. Una belleza.

“Muchos de los ingredientes que emplea Jordi Vilà en su cocina vienen del mar, de ahí que hayamos tratado de recrear los bancos de peces o una gran espina
vertebral que conecta unos espacios del restaurante con otros”, dice Carmelo Zappulla, al frente del estudio External Reference, responsable del restaurante
Alkimia de Barcelona.

Nuance Magazine es la nueva plataforma de referencia del diseño, la arquitectura y el estilo de vida.

NUANCE

Copyright © 2019 nuancemagazine.es
Todos los derechos reservados.

contactos

Calle serrano 19 – 28001 madrid
nif: B84474071
tel: +34 917372577
nuance@nuancemagazine.com

Top 3 Stories

A %d blogueros les gusta esto: